Adicción a las compras: Cuando comprar se transforma en un problema

No tiene nada de malo querer comprarse cosas bonitas o “exclusivas”, pero ¿como darse cuenta si mi gusto por las compras ya pasó a ser una adicción?

 La Adicción a las compras o Síndrome de Compra Compulsiva (También conocida como Shoppingmania), es un tipo de alteración de comportamiento, y es como lo dijimos es una adicción, ¿Que significa esto?, que la persona no puede controlar el impulso a realizar su adicción, tal como un dependiente del alcohol o las drogas.

Esta adicción puede ser a un ítem determinado, como por ejemplo comprar muchos zapatos, muchos lentes de sol, muchos juegos, etc. o bien puede ser un sentimiento irrefrenable a comprar, no importa lo que sea, es decir, comprar por comprar.

Aunque normalmente la Adicción a las compras está asociada mas a las mujeres, las personas mas expuestas a esto son los jóvenes, ya que se encuentran en una época en la que quieren adaptarse a la sociedad o a algún grupo en particular. Donde el “tener” cosas le puede significar una mayor aceptación de sus pares. Mientras mayor poder adquisitivo se tenga, es mas probable desarrollar esta adiccion, pero ojo, se puede dar en personas de cualquier estrato social.

Puede que tu mismo conoscas a alguien adicto a las compras y aun no lo has notado.

Una persona que empieza a sufrir adicción por las compras por lo general es una persona que suele salir con otras a comprar, le gusta ir a la moda y no le importa el dinero gastado con tal de tener lo “ultimo”.

También puede ser una persona que compra sin parar cosas de algún cantante o actor favorito, que se obsesiona con la moda y no disfruta sus compras, ya que al par de días de adquirir algo, ya estará comprando algo “mejor” que aquello que compró.

La adicción a las compras no muestra síntomas externos, como si los tiene un alcohólico o un drogadicto, pero si podemos identificar algunos síntomas que nos pueden dejar saber que estamos entrando o de plano en una adicción a las compras.

  • Niveles elevados de ansiedad en centros comerciales y otros lugares de compras.
  • Pensamientos que incitan a la persona a comprar.
  • Aparición de deseos de resistirse, con imposibilidad de contener su impulso de realizar compras.
  • Una vez realizada la compra, liberación de la tensión y satisfacción.
  • Pasados unos momentos surgen sentimientos de culpa y remordimiento.

Estos síntomas pueden aparecer varias veces por semana, y dependerá mucho del estado de animo del adicto, ya que la tristeza o la felicidad pueden detonar una salida de compras para subir el animo o para celebrar.

Una de las grandes diferencias con las personas que compran normalmente, es que los adictos no disfrutan las cosas que compran, porque se sienten culpables de haberlo hecho, por lo que generalmente las compras terminan guardadas o siendo regaladas a otras personas.

Si no puedes pasear por el Mall sin llevarte aunque sea una cosa pequeñita, y te das cuenta que lo haces muchas veces a la semana, ten ojo… pueden ser los primeros síntomas de una adicción a las compras.

¿Como diferenciar una compra normal de una compulsiva?

1461021295978

No debemos confundir nuestras salidas de compras con una obsesión, si cuando sales de compras no sientes imposibilidad de control de los impulsos y sentimientos de culpa una vez adquirido el producto, estas haciendo una compra “sana”

A pesar de que existen síntomas super claros para descubrir la adicción, por lo general la persona no se da cuenta hasta que ya ha acumulado una deuda tan grande que empieza a afectar en su vida personal o familiar.  Además las compras compulsivas ya se volvieron parte de la forma de ser de la persona, por lo que es muy difícil poder quitar la adicción ya llegado a este punto.

Muchas veces esta obsesión viene de la mano de otros trastornos, como Depresión, Cleptomania, anorexia o bulimia. y no es raro que el adicto a las compras también se convierta en adicto al alcohol o a las drogas, ya que necesita de alguna forma terminar con el sentimiento de culpa que le provoca la adicción.

Tratamiento de la adicción a las compras

Como en cualquier adicción la parte mas importante es que la persona reconozca que tiene un problema, que no puede detenerse y que necesita ayuda. Esto suena super fácil, pero es lo mas difícil de conseguir, ya que la persona adicta por lo general no quiere reconocer que lo es, e intentará convencer a su entorno de que tiene todo bajo control.

Al igual que en otras dependencias, el tratamiento de la adicción a las compras tendrá de incluir una combinación de técnicas que traten de dar respuesta a la situación de ansiedad y los pensamientos ante la tentación de comprar, como son:

  • Técnicas de relajación y respiración, orientadas a aumentar la sensación de control sobre uno mismo, en situaciones de tentación; así como para controlar la frustración que provoca que no se adquiera el producto objeto de deseo.
  • Terapias cognitivas, que buscan la identificación de aquellos pensamientos que agravan la situación de tensión que se origina delante de un objeto o bien que supone una tentación. Para lo cual será útil llevar un cuaderno encima, en el que se escribirá cuando nos sintamos tentados al pasar por delante de un escaparate o de un centro comercial, apuntando las veces que hemos comprado, así como la cantidad gastada. Todo ello se empleará como línea base sobre la que trabajar para reducirlo hasta niveles normales, en que compremos lo que necesitemos, y de vez en cuando nos podamos dar un capricho si así lo queremos.
  • Técnicas de modificación de conducta, que tratan de reducir las conductas inadecuadas de compra, así como reforzar aquellas orientadas al ahorro y a la selección de productos según su utilidad. Por ejemplo dándole al adicto una cantidad de dinero máxima al día para gastar, y evitando el acceso a cualquier otro dinero, incluidas las tarjetas del banco.

Uno de los problemas mas grandes hoy en dia para los adictos a las compras, es que ahora ni siquiera tienes que ir a un lugar determinado a comprar, ya que ahora puedes hacerlo todo desde tu celular o computador. Muchísimas personas pasan días enteros navegando en sitios web, comprando cosas que no necesitan y gastando mucho dinero

images.

Poner el numero de la tarjeta de crédito y listo facilita tanto todo, que puede que ni siquiera te des cuenta del problema que tienes… hasta que llega la cuenta de la tarjeta.

Si después de leer esto piensas que podrías ser un(a) adict@ a las compras, te dejamos estos consejos:

  • Evitar ir por los lugares que estén relacionados con la adicción a las compras, es decir, grandes superficies y establecimientos comerciales que vendan los productos innecesarios que suele comprar más habitualmente.
  • Tratar de no ir solos a dichos lugares cuando por algún motivo se ha de entrar, de forma que la persona con quien se vaya tenga el encargo de avisar de nuestra debilidad cuando nos aproximemos a los objetos deseados.
  • Evitar ir acompañado de esas personas con las que solemos quedar para ir a comprar, ya que ellas agravarán aún más la situación, pues se convierten en incitadoras y cómplices de la tendencia impulsiva por comprar que tenemos, haciendo que sea más difícil controlarse.
  • Establecer límites de gasto en función de las posibilidades económicas de cada momento, para no superarlas.
  • Llevar un control exhaustivo de lo que se gasta cada mes, para comprobar que no “se dispara” en ningún momento.
  • No llevar tarjetas de crédito o de débito, ni billetes grandes, para evitar tener la tentación de gastarlos “porque se puede”.
  • Rechazar las líneas de crédito personales y las promociones de fidelización de clientes que ofrecen algunos establecimientos comerciales, para evitar así que te remitan publicidad sobre los productos que más te gustan y con ello que tengas tendencia a ir a comprarlo.
  • Evitar las compras online, ya que la persona está a solas frente a la pantalla, le da cierta sensación de anonimato, y llega a pensar que con aquella compra “no hace mal a nadie”.

Si creen que pueden tener una adicción a las compras, no teman en hablar con alguien cercano o con algún especialista, es mejor prevenir que darse cuenta del problema cuando ya no hay dinero en el mundo que pague nuestras deudas.

Y siempre que quieran comprar algo piensen en lo siguiente (siempre lo hago):

  • ¿Lo necesito o lo quiero?
  • ¿Puedo pagarlo?
  • ¿Tiene una utilidad real?
  • ¿Tengo otro articulo parecido o que realice la misma acción?
  • ¿He comprado mas cosas en este mismo mes?
  • ¿He gastado mucho este mes?
  • ¿He comprado artículos similares en los últimos meses?

Por lo general yo quedo en la primera pregunta, ¿lo necesito?, -no, entonces no lo compro. ¿lo quiero?, si, pero ¿puedo pagarlo?, etc.

Si la respuesta a cualquiera de esas preguntas es un si, es muy probable que no necesites lo que quieres comprar.

compulsive-shopping-group-03

La idea de mi sección es ayudarlos a comprar mas seguros y en lugares de confianza, de ninguna manera es una invitación a comprar sin pensar en las consecuencias o como si no hubiera un mañana. Así que háganse un favor, apréndanse las preguntas de memoria, y no compren nada si alguna de ellas es un sí. ya me lo agradecerán después. 😉

arlenemusume

Arlenemusume

2da al Mando en Gamecorner, Nintendo Girl asumida, Loca de los gatos con honores, Jugona desde que pude tomar un control. Amante de los juegos de puzzles y musicales, Animal Crossingera, todos mis vecinos son gatos. @arlenemusume

Que opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>